Fachadas Ventiladas Cerámicas

La utilización de una fachada ventilada supone una importante aportación al ahorro energético del edificio, el cual puede alcanzar entre el 20% y un 30% del consumo. Además, el sistema multiestrato mejora el aislamiento acústico, minimiza los tiempos de instalación y ante cualquier rotura, podemos reemplazar las baldosas sin necesidad de realizar ningún tipo de obra.
 

Propiedades:

  • Facilidad y rapidez de instalación: Facilidad de colocación para instalar los elementos mediante anclajes mecánicos.
     
  • Durabilidad: El sistema proporciona estabilidad a la estructura, lo que reduce el riesgo potencial de fisuras.
     
  • Sistema ligero: Es uno de los sistemas de mercado más ligeros y fuertes. Su diseño permite un peso más ligero.
     
  • Sustitución de baldosas individuales: Este sistema facilita la sustitución de partes individuales, según sea necesario, de una manera muy sencilla y sin obras.
     
  • Eliminación de la condensación en la cara interior de la pared: La diferencia de temperatura entre el aire interior y la cámara de aire exterior produce un flujo de aire que se denomina efecto chimenea. Los espacios entre las baldosas también favorecen la ventilación de la estructura, evitando la humedad y el efecto de condensación .
     
  • Protección ambiental: Las paredes exteriores revestidas con cerámica son altamente resistentes al clima (Lluvia o granizo, heladas, repentinos cambios de temperatura y Radiación ultravioleta).
     
  • Bajo mantenimiento: Las tareas de mantenimiento se minimizan. Solo será necesario reemplazar las baldosas en el improbable caso de rotura.
     
  • Gran resistencia: La baja porosidad de la cerámica ofrece resultados sobresalientes contra la corrosión, el desgaste y ante químicos (acidos, contaminación, pintadas...)
     
  • Belleza estética: El sistema ofrece una amplia gama de acabados en diferentes colores y texturas para garantizar la estabilidad del color incluso en las condiciones ambientales más adversas.
Acabados